Loading...
Cómo identificar un caso de ciberbullying
bullying-679274_640

Cómo identificar un caso de ciberbullying

Las formas en que se manifiestan los casos de ciberbullying pueden ser tan variadas como las habilidades e imaginación de los acosadores capaces de desarrollarlas. Lo cual, deja un abanico de opciones no siempre sencillo de identificar o definir. Por ello vamos a dejaros una serie de casos ejemplos que pueden ayudar a su identificación:

  • Subir imágenes comprometedoras, datos especialmente delicados o informaciones que puedan perjudicar a la víctima, dándolo a conocer a su entorno, es uno de los casos más habituales.
  • Utilizar plataformas en las que se usa el perfil de la victima, foto incluida, para someterle a vejaciones como votar al más feo o al menos inteligente.
  • Crear un perfil falso con los datos de la víctima en redes sociales o plataformas donde se buscan relaciones.
  • Dejar comentarios ofensivos en foros o participar en chats haciéndose pasar por la víctima para que después todos esos comentarios reviertan en su perjuicio por parte de la comunidad.
  • Dar de alta la dirección de correo electrónico en sitios que se dedican a enviar spam, saturando así la cuenta de correo.
  • Usurpar la clave del correo electrónico para leer los mensajes de su buzón, violando así su intimidad, y consiguiendo impedir el acceso a dicha cuenta de correo.
  • Difundir rumores sobre la víctima que inciten a otros usuarios a reprochar esas conductas ejerciendo estos represalias.
  • Enviar mensajes amenazantes vía e-mail o sms, de manera que la víctima se sienta amenazado en cualquiera de los lugares a los que accede en internet.
43050265_l

¿Están relacionados ciberbullying y el bullying o acoso escolar?

El ciberbullying es el uso de medios telemáticos (Internet, telefonía móvil y videojuegos online principalmente) para ejercer el acoso psicológico entre iguales. Para que se de este hecho, tiene que haber menores en ambos extremos, no se consideran así los casos en los que participa un adulto, en ese caso estaríamos en otro tipo de ciberacoso.

Para encontrarnos ante un caso de ciberbullying, un menor debe atormentar, amenazar, hostigar, humillar o molestar a otro mediante internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

De ahí que el ciberbullying y el bullying o acoso escolar no sean tan similares como uno podría pensar. En ambos casos se da un abuso entre iguales pero es el único punto en común entre estos. El ciberbullying suele atender a otras causas, se manifiesta de forma distinta y la manera de abordar el problema así como sus consecuencias son muy diferentes. Es muy probable que lo que empieza en bullying sea seguido de ciberbullying o que lo que empieza en bullying pase a convertirse en ciberbullying, siendo menos probable que suceda al contrario.

Este problema es especialmente grave ya que la red permite ejercerlo desde el anonimato que confiere la red, suponiendo la no percepción directa e inmediata del daño causado y la adopción de roles imaginarios en la red que pueden llegar a intensificar las actuaciones del acosador.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR