El pasado martes en la Apertura del Año Judicial, se dio a conocer la Memoria de la Físcalia General del Estado que revela que las prácticas ilícitas en Internet crecieron un 71,2%en 2014, abarcando el 84% del total de las estafas cometidas.

Las estafas en Internet son los delitos informáticos que los ciudadanos denuncian con mayor frecuencia.  Son frecuentes, las ventas de productos o servicios de carácter fraudulento, el uso de técnicas de ingeniería social como el phising, la contratación fraudulenta de líneas telefónicas y los accesos inconsentidos  servicios de tarificación adicional, el uso irregular de tarjetas de crédito y actividades engañosas relacionadas con el juego online.

En relación a las redes sociales, estos son los datos más destacados del informe:

  • La Fiscalía ha detectado una pluralidad de comentarios ofensivos, humillantes o insultantes vertidos de forma indiscriminada en las redes sociales, poniendo en riesgo bienes jurídicos de carácter individual o colectivo.
  • En 2014, estas conductas dieron lugar a un total de 1.038 expedientes judiciales.
  • Cada vez se actúa más contra personas determinadas a las que se pretende humillar, acosar, amenazar, ofender o incluso desprestigiar públicamente causándoles un grave daño moral.
  • El carácter técnico del medio empleado complica la determinación del responsable criminal.
  • Los delitos de injurias y calumnias a funcionario público se han incrementado en un 64% respecto al año anterior.
  • La calificación jurídica de estos comportamientos puede hacerse como delito de amenazas, de coacciones, de injurias, e incluso como delitos contra la integridad moral.

La calificación jurídica de estos comportamientos puede hacerse como delito de amenazas, de coacciones, de injurias, e incluso como delitos contra la integridad moral.